CONCIERTO de VILLANCICOS en Villanueva

CONCIERTO de VILLANCICOS en Villanueva

Un año más nuestro Coro intervino en el ciclo de conciertos navideños que, aunque interrumpidos últimamente, han vuelto a ser organizados por el PARADOR DE CANGAS DE ONÍS. Le correspondió a nuestro Coro cerrar el ciclo de cuatro conciertos organizados este año: el domingo día 8 cantó la Coral LA FUENTINA de Ribadesella; el sábado día 8 la Coral CIMA de Parres, y el domingo 22, la CORAL DE RIBADEDEVA.
Inició el acto, como ya es tradicional, el inigualable Ángel Lueje Corral, quien hizo constar su satisfacción por retomar los conciertos, tras lo ocurrido el año pasado; valoró el alto nivel de los coros intervinientes, todos ellos del Oriente, y expresó su gratitud a los que ponen lo mejor de ellos mismos "por amor" al arte, sin esperar más premio que el calor y el aplauso del público, en una muestra admirable de altruismo y desinterés. Dirigiéndose al Director del Parador que estaba allí presente, le propuso que continúen los conciertos en próximas ediciones, con un ámbito más amplio y una organización como la que había existido en las trece ediciones anteriores.
Al presentar a nuestro Coro PEÑA SANTA hizo hincapié en tres particularidades relacionadas con nuestra intervención en estos conciertos: 1, es el único Coro que hasta ahora ha participado en los 14 ciclos navideños que empezaron en diciembre de 1998; 2, es el único Coro que presenta repertorio completo de VILLANCICOS, y 3, es el único Coro que en más de medio siglo de existencia es dirigido por el mismo director.
Cantamnos 'A capella': "
Oh, Navidad!", "Oh, qué precioso Niño!", "Adeste, fideles", "Aurtxoa Seaskan" (solo de Pili Fonseca) y "Dadme albricias".
Con armonium electrónico e instrumentos: "Plim, plim, plim", "Corred, pastorcitos" (solo de Margarita Sierra), "Que cante la alondra" y "Noche de paz" (solo de Margarita Sierra).
Aunque en el programa figuraban solamente estos nueve villancicos, al ver que sólo había transcurrido media hora escasa y que los aplausos seguían, decidí dar una 'propina' –pese a que no había sido ensayada últimamente, y menos con la solista Margarita, que había llegado de Oviedo media hora antes–: "Qué tienen tus ojos". Al acabar, los aplausos fueron tan atronadores –impresionante el 'solo' de Margarita–, que, dirigiéndome a los asistentes –que llenaban el templo– les dije que, aunque seguro que me iban a 'matar' por incluir este final, el "ALELUYA" de "El Mesías" de Haendel, lo íbamos a cantar. Gracias a la veteranía de las y los coristas y del organista, 'salió' de bien como nunca.
En verdad, creo que en este concierto se superaron todos, y no lo digo por presunción, sino porque las ovaciones y las felicitaciones que recibimos –mientras degustábamos el chocolate con pastas que ofreció a todos el Parador y que seguimos recibiendo–, fueron extremadamente calurosas –y no dudo que también sinceras–. Lástima que no lleváramos ningún aparato grabador para que quedara constancia de ello!.

Nota: Las fotos han sido tomadss por el presentador Sr. Lueje. GRACIAS.